Home

 Tipología del adolescente como personaje literario del siglo XVIII al XX:

SENTiMENTAL(fines del XVIII).

De una sensibilidad a flor de piel, proclive al llanto, dado al arrebato panteísta ante los paisajes sublimes (recuérdense los cuadros de Fríedrich), grandilocuente y enamoradizo, este adolescente o joven encarna una de las facetas del romanticismo. Lo encontramos. en las obras de Rousseau (novelescas, como “La nueva Eloísa”, o autobiográficas: “Las confesiones”) y en “Las desventuras del joven Werther” de Góethe;

IRACUNDO(primera mitad del XIX).

Rebelde, agresivo, pendenciero, este adolescente dice amar a una mujer (prohibida, cómo no), pero en realidad ama la muerte, el destierro,la tragedia. No parará hasta conseguir que le condenen a trabajos forzados, mientras su amada es recluida por la fuerza en el convento: es la historia de “Amor de perdición”, la gran novela portuguesa del siglo XIX, de Camilo Castelo Branco.

ANGUSTIADO(primera mitad del XIX).

Asqueado de todo, perseguido por la melancolía, atenazado por un desánimo de causas imprecisas —lo que se llamó en Francia “le mal du siécle”, el mal del siglo, y en Inglaterra “spleen”—, este joven viaja sin rumbo, huyendo de no se sabe qué, buscando la soledad y laaventura. En la historia, Byron nos suministra un ejemplo de esa actitud; en la ficción, suparadigma es “René”, protagonista de la novela homónima de Chateaubriand, lejanoantecedente de la náusea.

INGENUA (fines delXIX).

En la literatura de toda España a finales del siglo XIX aparece un curioso personaje: una mujer burguesa de actitud romántica cuando el romanticismo ya es agua pasada, y de mentalidad adolescente, aunque esté ya casada y sea incluso madre de familia. La infeliz romántica cae en manos de algún varón cínicamente realista y paga la ingenuidad con su vida: Madame Bovary se envenena; la Regenta sufre el ostracismo y la deshonra tras provocar involuntariamente la muerte de su esposo; Luisa, la heroína del “Primo Basilio” de, Eça de Queiroz, muere acosada por la culpa; la protagonista de “El despertar” de Kate Chopin se arroja al mar, y Ana Karenina a la vía del tren.

APÁTICO (mediados delXX).

Es el prototipo inaugurado por Salinger, que en 1951, con “El guardián entre el centeno”, inicia un nuevo modelo de novela adolescente, seguido pocos años después por “La campana de cristal” de Sylvia Plath. Holden Caulfield, el héroe creado por Salinger, tiene una gama de sentimientos tan escasa como pobre es su vocabulario; Por lo menos, en la superficie. Sólo una psicoterapia le permitirá por fin ir liberando las emociones —angustia por la muerte de su hermano y el suicidio de un amigo, miedo a la homosexualidad…— largamente con tenidas.

MANIPULADORA(mediados del siglo XX).

Un arquetipo adolescente femenino: la chica que no actúa directamente, pero que manipula a los demás para obtener sus fines. A veces la intriga se le va de las manos y terminaen catástrofe: la protagonista de “Buenos días, tristeza” de Françoise Sagan consigue loque quiere (alejar de su vida a la mujer que quiere casarse con su padre), pero al precio deuna muerte (el accidente, quizá suicida, en que se mata su enemiga); la de “Memorias de Leticia Valle” de Rosa Chacel seduce a su profesor, pero provoca indirectamente su suicidio.

PASIVA (mediados del XX).

Otro personaje típicamente femenino: la muchacha que observa, que descubre poco a poco y con horror —pero desde la barrera— la crueldad, la hipocresía, el cálculo, la injusticia, el sufrimiento… que imperan en el mundo adulto: véase “Nada” de Carmen Laforet o “Primera memoria” de Ana María Matute.

CRIMINAL (finales del XX).

Desde hace diez años, impera en la novela adolescente un nuevo y siniestro personaje. Varón, blanco, rico, eterno estudiante, sin nada por lo que (o contra lo que) luchar, se dedica a dormir, fumar canutos, esnifar coca, escuchar música, acostarse con cualquiera (amigas, prostitutas, travestis) y ver vídeos violentos. Su desesperado intento por escapar al tedio, por sentir algo, lo que sea, le llevará a la violación (como en “Menos que cero”, de Bret Easton Ellis) o al asesinato (“Historias del Kronen”,

& J. A. Mañas).— L. F.

LA VANGUARDIA MARTES, 17 DICIEMBRE 1996

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s